Bufete Cervera
  • Inicio
  • Prensa
  • El accidente de la carpa de la cerveza sentará a Cubero en el banquillo en mayo de 2019

El accidente de la carpa de la cerveza sentará a Cubero en el banquillo en mayo de 2019

Los forenses creen que las lesiones que sufrió la víctima la incapacitan de forma permanente para su trabajo habitual

ZARAGOZA. Dos años y un mes después del accidente ocurrido en la carpa de la Oktoberfest, en el que una mujer de 37 años sufrió lesiones craneoencefálicas graves, el magistrado del caso ha fijado el juicio para mayo de 2019. El titular del juzgado de lo Penal número 2 pensaba haberlo celebrado ya en febrero de 2018, pero al no contar entonces con el informe definitivo de los médicos forenses, puesto que la víctima estaba pendiente de una nueva intervención quirúrgica, decidió aplazarlo.

Ha sido ahora cuando los doctores han terminado de valorar las lesiones sufridas por la zaragozana y han llegado a la conclusión de que, después de tres operaciones y múltiples tratamientos rehabilitadores, psiquiátricos y psicofarmacológicos, las secuelas neurocognitivas qué le han quedado les permiten afirmar que tiene una incapacidad permanente total para su profesión habitual. Apunta, no obstante, que esta cuestión no ha sido reconocida administrativamente aún: Al margen de lo anterior, deberán tenerse en cuenta los daños morales generados y el gasto sanitario ocasionado.

Todas estas cuestiones son fundamentales para calcular la indemnización económica con la que deberá ser resarcida.

El accidente se produjo el 8 de octubre de 2016 en el ferial de Valdespartera. Elena O., licenciada en Magisterio, estaba sentada en torno a una mesa con más gente y recibió en la cabeza el impacto de una viga de entre 25 y 30 kilos que se soltó de la estructura desde una altura de cinco metros.

La Fiscalía culpa de estos hechos al dueño de la carpa, Luis G. S., y al ingeniero que contrató para que supervisara la instalación, Sergio E. E, a los que acusa de lesiones graves por imprudencia y pide penas de cuatro meses de prisión y multa. Sin embargo, la acusación particular, ejercida por Alberto Cervera y Oscar Frontiñán, amplía la responsabilidad al concejal de ZEC Alberto Cubero, y al jefe de la oficina económico-jurídica de Servicios Públicos, Enrique Asensio, y piden tres años de prisión para cada uno. MARTA GARÚ

Fuente: Heraldo de Aragón

Descargar PDF