Un profesor de Salesianos, condenado a 10 años de cárcel por abusos a una alumna

  • La chica tenía entre 12 y 14 años y la Audiencia declara al centro responsable civil por no avisar a los padres de la «proximidad» entre el docente y la menor

ZARAGOZA. La Audiencia Pro­vincial de Zaragoza ha condena­do a 10 años de prisión a Carlos Torcal, de 41, profesor del cole­gio Salesianos de Zaragoza, como autor de un delito continuado de abusos sexuales a una alumna menor de edad, cometidos cuan­do la niña tenía entre 12 y 14 años. El tribunal considera responsable civil subsidiario al centro escolar, ya que la dirección tuvo hasta cin­co reuniones con el docente en 2018 y 2019, ya que habían detec­tado una relación demasiado «próxima» con la menor, pero en ningún momento advirtió a los padres de la niña ni dio cuenta a la inspección de Educación. Por esa razón, deberá hacerse cargo de la indemnización de 5.000 eu­ros (de la que responderá la com­pañía de seguros) por los daños morales causados a la menor. La sentencia no es firme y puede ser recurrida ante el Tribunal Supe­rior de Justicia de Aragón.

La Sección Primera declara probado que, desde 2017, la menor (que entonces tenía 12 años) co­menzó a tener una relación más estrecha con su profesor debido a que se sentía deprimida al cam­biar de etapa escolar. Él le brindó apoyo y confianza y la alumna ter­minó enamorándose del adulto. Durante ese curso y el siguiente, se produjeron sucesivos encuen­tros en los que se produjeron los abusos. El tribunal declara proba­do que él le escribía cartas de amor, se hacían fotos y le hablaba incluso de vivir con ella cuando se divorciara, haciéndole creer que tenían un futuro juntos.

El comportamiento de la niña cambió y los padres, preocupados, un día de septiembre de 2019 en que no estaba en casa leyeron su diario y allí descubrieron lo que estaba ocurriendo y lo denuncia­ron ante la Policía. El hombre fue arrestado y los agentes encontra­ron objetos y notas que revelaban su relación con la menor. Incluso después de la denuncia siguieron conversando a través de internet.

Reuniones de la directiva

Posteriormente a descubrir el diario de la hija, los progenitores también averiguaron que a lo lar­go de esos dos cursos algunos profesores y alumnos habían co­mentado que la chica reclamaba mucha atención de Carlos Torcal. De hecho, hubo varias reuniones de la junta directiva en las que le pidieron explicaciones. En febre­ro de 2018, el tutor de la menor y un profesor comunicaron a la di­rección la relación. En mayo de ese año, en otra reunión, trasla­daron al acusado que existía la posibilidad de que se hubiera producido un enamoramiento adolescente y que tenía que ser más «prudente» y «cuidadoso».

A partir de entonces, en los re­creos se quedó en el despacho de profesores. En noviembre de 2018 volvieron a recordarle que debía seguir «marcando distancias» con la alumna y en mayo de 2019, dado que le seguía dedicando mucho tiempo, le comunicaron que ya no sería su tutor ni le iba a dar clases, a lo que Torcal res­pondió que «no comprendía» la decisión pero la «aceptaba».

El acusado negó los hechos du­rante el juicio, pero el tribunal no lo ha creído y da verosimilitud a lo relatado por la chica, que al principio no quería denunciar porque estaba enamorada de él.

Para el tribunal, lo relatado constituye un delito continuado de abusos sexuales a una menor de 16 años con la agravante de abuso de confianza y la atenuan­te de reparación del daño, ya que el acusado ingresó 5.000 euros en el Juzgado antes del juicio, canti­dad que el tribunal ha fijado co­mo responsabilidad civil.

Los abogados de la acusación particular, Alberto Cervera y Ós­car Frontiñan, se han mostrado sa­tisfechos con la sentencia pero destacan «el daño causado en la familia de la niña y en la del pro­pio profesor», algo que creen se habría «minimizado» si el colegio Salesianos «hubiere informado de la excesiva interrelación» entre profesor y alumna, bien a los pa­dres, a la orientadora del colegio o abriendo un expediente de abu­so y dando traslado a los padres, o bien informando a la inspección de educación. «Además -dicen-, la condena por responsabilidad ci­vil debe servir para que los cole­gios inicien los protocolos o expe­dientes con mayor celeridad y más transparencia, con el fin de evitar episodios entre profesores y alum­nos que ensucian la enseñanza en nuestra comunidad».  

EL DELITO  

Abusos continuados. La Au­diencia Provincial de Zaragoza condena al acusado, que lleva en prisión provisional desde mayo de 2021, a 10 años de cárcel por un delito de abusos continuados con la agravante de abuso de superioridad y la atenuante de reparación del daño, pues adelantó 5.000 euros antes del juicio. Además de la pena de cárcel, el acusa­do ha sido condenado a cinco años de libertad vigilada y la prohibición de acercarse a menos de 200 metros o co­municarse con la víctima du­rante cinco años después de cumplir la condena de prisión, y al pago de las costas. MARTA GARÚ

Fuente: Heraldo de Aragón

Descargar PDF

El accidente de la carpa de la cerveza sentará a Cubero en el banquillo en mayo de 2019

Los forenses creen que las lesiones que sufrió la víctima la incapacitan de forma permanente para su trabajo habitual

ZARAGOZA. Dos años y un mes después del accidente ocurrido en la carpa de la Oktoberfest, en el que una mujer de 37 años sufrió lesiones craneoencefálicas graves, el magistrado del caso ha fijado el juicio para mayo de 2019. El titular del juzgado de lo Penal número 2 pensaba haberlo celebrado ya en febrero de 2018, pero al no contar entonces con el informe definitivo de los médicos forenses, puesto que la víctima estaba pendiente de una nueva intervención quirúrgica, decidió aplazarlo.

El juez aplaza el juicio por el accidente de la Oktoberfest hasta que sane la víctima

El concejal de ZEC Alberto Cubero y otros tres acusados iban a ser juzgados esta semana como presuntos autores de un delito de lesiones graves por imprudencia

ZARAGOZA. El juicio contra el concejal de ZEC Alberto Cubero y otros tres acusados por el accidente ocurrido en la carpa de la cerveza durante las fiestas del Pilar de 2016 ha quedado aplazado hasta que la víctima haya curado o estabilizado las graves lesiones que sufrió. El titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Zaragoza, Eduardo Marquina, tenía previsto comenzar hoy la vista oral pero, dado que la mujer todavía continúa en rehabilitación física y psicológica y tiene pendiente una operación del cráneo, el forense le ha comunicado que en estas condiciones no puede emitir su informe, con lo que el magistrado ha suspendido la vista sine die.

El juicio por la Oktoberfest se aplaza por el estado de la víctima

En el banquillo se iba a sentar, entre otros, el concejal Alberto Cubero. La herida en el accidente está a la espera de ser operada del cráneo

L. M. GABÁSSCIB
20/02/2018

Hoy estaba previsto que comenzara el juicio por el accidente de la Oktoberfest de Valdespartera, ocurrido en las Fiestas del Pilar del 2016 y en el que una mujer resultó herida al caerle sobre la cabeza una de las vigas de hierro de la estructura de la carpa, pero ha sido aplazado. El titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Zaragoza así lo acordó después de que los forenses no hayan dado el alta a la víctima, pendiente de ser operada del cráneo. En el banquillo se iban a sentar el concejal de ZeC Alberto Cubero; el jefe de la oficina económica-jurídica de Servicios Públicos y Personal del ayuntamiento, Enrique Asensio; el dueño de la carpa, Luis Gorrachategui, y el ingeniero que firmó el certificado final de obra, Sergio Espinosa.

El juez exige 290.000 € de fianza a los acusados y aseguradoras por el accidente de la Oktoberfest

ZARAGOZA Los acusados por el accidente de la Oktoberfest, entre los que figura el concejal de Ser­vicios Públicos y Personal, Alber­to Cubero, tendrán que compare­cer hoy en el juzgado para depo­sitar los avales para responder a las posibles indemnizaciones que se deriven del proceso. En total, el juez reclama 290.000 euros de fianza, de los que 200.000 corres­ponden solidariamente a los cua­tro acusados y 90.000 a las asegu­radoras. El suceso se produjo el pasado mes de octubre cuando se cayó una viga de la carpa y causó heridas graves a una mujer.

Cubero se enfrenta a una petición de 3 años de cárcel por el accidente de la Oktoberfest

  • La acusación solicita para otros tres encausados la misma pena que para el edil de ZEC
  • A la espera de lo que diga el fiscal, les imputa un delito de lesiones graves por imprudencia

ZARAGOZA. Tres años de prisión y cuatro de inhabilitación espe­cial para el ejercicio de su cargo. Esa es la pena que piden para el concejal de Servicios Púbicos, Al­berto Cubero, los abogados de la mujer de 39 anos que resultó gra­vemente herida al ser golpeada en la cabeza por una viga que se desprendió de la estructura de la carpa de la cerveza, instalada en Valdespartera durante las pasa­das fiestas del Pilar.

Cubero rechaza responsabilidad por accidente carpa

Cubero declara que autorizó la apertura de la carpa porque el técnico dijo que era correcta

  • Rechaza ante el juez cualquier responsabilidad en el accidente que hirió a una mujer en la Oktoberfest
  • Tanto él como el jefe de su oficina se escudan en los certificados presentados por ingenieros de que todo estaba bien

ZARAGOZA. El concejal de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, y el jefe de la Oficina Económico-Jurídica de Servicios Públicos y Personal, Enrique Asensio, eludieron ayer ante el juez cualquier responsabilidad sobre el accidente ocurrido el 8 de octubre de 2016 en la carpa de la cerveza, que casi le cuesta la vida a una mujer al caerle una viga en la cabeza. Ambos comparecieron ante el magistrado como investigados por un presunto delito de lesiones por imprudencia grave y los dos coincidieron en señalar que si estamparon sus firmas autorizando la apertura de la carpa fue porque los “técnicos” les aseguraron que todo estaba correcto y conforme a la ley.

Montaje incompleto causa accidente carpa Oktoberfest

El perito judicial concluye que un “montaje incompleto” causó el accidente de la Oktoberfest

Coincide con el informe de la Policía y con el emitido por los ingenieros consultados por la acusación particular

ZARAGOZA. Los tres informes aportados hasta ahora a la investigación del accidente de la Oktoberfest, o carpa de la cerveza, ocurrido el 8 de octubre de 2016, coinciden básicamente en que la viga que cayó e hirió gravemente a una mujer se soltó de su alojamiento porque faltaban piezas en la estructura.

Concejal declara como investigado accidente carpa

Cubero tendrá que explicar hoy al juez por qué autorizó la carpa de la cerveza

El concejal declara esta mañana como investigado junto al técnico jefe de su oficina

ZARAGOZA El concejal de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, comparecerá hoy ante el juez que investiga el grave accidente ocurrido durante las pasadas fiestas del Pilar en la carpa de la Oktoberfest, que casi le cuesta la vida a una mujer de 37 años. A la misma hora acudirá Enrique Asensio, jefe de la Oficina Económico-Jurídica de Servicios Públicos y Personal. Ambos están llamados en calidad de investigados, lo que antes se conocía como imputados, circunstancia procesal que les permite declarar asistidos de un letrado. En el caso de Cubero, será Francisco Rivas Tena, integrado en los servicios jurídicos del Ayuntamiento, quien le asista. Asensio ha designado al abogado Enrique Trebolle.

El bombero que revisó la carpa de la cerveza alega que su tarea es aplicar la norma antiincendios

Declara ante el juez como investigado por el accidente de las fiestas del Pilar y se desvincula del montaje de la estructura

ZARAGOZA. El ingeniero técnico del Cuerpo de Bomberos de Zaragoza que inspeccionó la carpa de la cerveza durante las pasadas fiestas del Pilar declaró ayer ante el juez que su misión es comprobar que una instalación cumple la normativa de antiincendios y así lo hizo en la Oktoberfest. El magistrado Rafael La-sala, que instruye la causa abierta para averiguar por qué se desprendió una viga desde 6 metros de altura que hirió gravemente en la cabeza a una mujer de 39 años, citó al técnico en calidad de investigado y declaró acompañado del letrado Ignacio Gállego.